Una mentira basta para que te crea.
Una verdad alcanza para que vuelva a desconfiar.

3 comentarios:

  1. Rara tendencia la nuestra, a la de los placebos...

    ResponderEliminar
  2. Tu miénteme; que en tus ojos sabré lo que de verdad me estás diciendo.
    Besos.

    ResponderEliminar